TE INVITO

WP_20151003_20_01_49_Pro(Poema escrito especialmente para la boda de Cristina López y Nicolás Peredo)

Te invito a compartir un Fa,

No es mucho,

Pero si me dices que sí,

La nota pedirá tu sonrisa un compás completo.

Te invito a compartir un estribillo,

No es mucho,

Pero si me dices que sí,

El pentagrama pedirá tu mirada toda una melodía.

Te invito a compartir un montuno,

No es mucho,

Pero si me dices que sí,

La orquesta pedirá tu cadencia todo un danzón.

Te invito a compartir un beso,

No es mucho,

Pero si me dices que sí,

Mi corazón pedirá tu compañía toda una vida.

Ángel Descalzo Fontbona (Septiembre 2015)

ONCE PASOS (soneto)

pareja caminando - imagenes de amor - imagenes romanticas

Once pasos que me llevan atado,

amarrado al vaivén de tu cintura,

once pasos, puntuales, sin premura,

deslizando un suspiro acompasado.

 

Dibujamos un paseo marcado,

y un cuadro que no es lienzo ni pintura.

Columpios volando en la partitura,

de un danzón como un pincel soñado.

 

Desde el estribo, hasta el fin del montuno,

once pasos como soplo de vida,

como pan caliente en el desayuno.

 

Asentamos la cadencia esculpida,

al arribo de un final oportuno,

once son diez para la despedida. 

 

Ángel Descalzo Fontbona (Septiembre 2014)

AL FINAL DEL TÚNEL

Nos lamentamos, hipócritas, de no haberlo visto venir, de no haber gritado cuando la locomotora asomaba desde el túnel que moría en el paso a nivel, de no haber derramado una sola lágrima sobre el charco de vino que se emulsionaba con la mala sangre, de haber corrido a casa para ser el primero en dar la noticia, de sentarnos en las literas y soplar mientras nos mirábamos.

Esa noche, mamá no tembló al servir la sopa…

 Imagen

EL MITO DE SÍSIFO (microrrelato)

EL MITO DE SÍSIFO

…y así, tontamente, acabe pegándome un tiro en la uña, o se me atragante la primera píldora y la incontrolada tos decida extraviar todas las demás por el inodoro, o esa obsesión de mantener los cristales del ventanal con transparencia de verano en Tarragona, obsequie a mi frente el chichón de la torpeza.

Lo más sensato será que me ponga a estudiar el examen sobre el mito de Sísifo, al fin y al cabo, como Camus, nunca dejaré de ser un teórico…

 

Ángel Descalzo, 10 de enero de 2014

TINIEBLA

(Con mi agradecimiento a Eliza Rodríguez por rescatar este poema que escribí en el 2001)tinieblas

 

Ilumina mi camino,

préstame una candela, un cirio,

una luna llena,

la estrella que nunca vimos.

No dejes que me pierda por buscar tu boca en el vacío.

Llévame lentamente de tu mano,

como un niño hacia un parque,

donde juegue con el destino.

Protégeme del frío con tu aliento,

con tu pecho.

Y deja que nazca dentro de mí la luz,

porque ya no vivo.

 

Ángel Descalzo Fontbona

SONETO DE LA DAMA DEL ABANICO

DAMA CON ABANICOSe aferra el estribillo en su cadera,

cuando el abanico besa un aliento,

el pie derecho desliza con tiento,

como el agua acaricia la ribera.

Lenta, la cadencia no desespera,

la llegada del sutil movimiento,

cual hoja llevada por el viento,

elegante baila la danzonera.

Llegas hasta mí mientras habla el violín,

puntual tu mano acude a mi rescate,

tu casa es un danzón, tu alma mi fortín.

Mi vida no admite ningún debate,

Danzonera, te juraré amor sin fin,

al final del montuno, en el remate.

Ángel Descalzo, 4 de agosto de 2013

360º (Microrrelato surrealista)

sirena-copenageLa sirena cautiva vomita pulpos de siete patas en la taza del váter, el miedo no sabe de matemáticas.

Tras un estruendo, la concha se abrió y un ejército de langostas de una pinza, irrumpió para zafarla del único eslabón de su cadena.

Nadaron toda la noche, hasta que se creyeron a salvo, la esperanza había hecho novillos en sus clases de geografía.

 

TAHÚRES DE BATA BLANCA (microrrelato)

El cabo Hopkins repartía las cartas con la izquierda. No importaba, al fin y al cabo en el hospital de campaña, los tahúres tuvimos que dejar abandonado nuestro manual de estilo junto a su mano derecha sobre la cárdena arena de Omaha Beach.

Ligábamos los juegos, gracias a una colección de cromos de las más hermosas Pin-ups.

En Las Vegas nunca conocerán el placer de ganar una partida, con un póker de Betty Grables.

 betty grable